viernes, 30 de abril de 2010


MOMENTOS
8 - NAGASAKI


Federico Fayerman
Veinticuatro de abril de 2010



Nozoni paseaba como todos los días por el jardín. Eran las once de una mañana triste. Con sus manos unidas tras la espalda y la cara levantada al cielo, aspiró el aroma de los crisantemos y de la tierra mojada.
Caminó hasta el estanque y se sentó en un banco cerca del agua. En sus labios germinó una sonrisa.
En aquel mismo momento, se abrió un claro entre las nubes. El B-29 abrió sus tripas y liberó al Hombre Gordo.
Nozoni la vio caer y sus ojos negros se fundieron con el sol naciente.

5 comentarios:

PILARA dijo...

Tan escueto y tan intenso. ¡Qué terrible! Muy bien, compañero.

HATOROS dijo...

Se me ha roto el blog hatoros.Mi hijo me ha hecho un blog nuevo.
ESTÁ EN www.hatoros.tk
Espero hoy mismo crear una historia y antes no sé si podré pasar por cada uno de los blogs vuestros.

Pacheta dijo...

BESTIAL Y COJONUDO FEDERICO YA SABES QUE ES VERDAD

Cruz dijo...

Con toda la belleza de lo terrible. Muy bien.

Pablo Gonz dijo...

Excelente microrrelato, Federico. Me encanta la sobriedad de tu prosa y más aún en conjunción con la familiaridad con que aceptas lo extraño. Entre ambos elementos, lo fantástico es fácilmente accesible desde lo actual y así salimos ganando todos como lectores.
Un abrazo,
PABLO GONZ