domingo, 22 de mayo de 2011





CUENTO


F.J.Fayerman
Diez de marzo de 2011


Un coche azul, dos, tres, cuatro; una farola, dos, tres, cuatro…cinco;
Lucio gira por Maiquez y corre por Fernán González hasta el cruce con O´Donnell:
El semáforo está en rojo: un segundo, dos tres, cuatro, cinco...quince; luz verde.
Entra corriendo en el portal.
– ¡Buenas noches señora Felipa! Saluda el muchacho a una cara arrugada que retrocede y se refugia en la penumbra del chiscón.
Un escalón, dos, tres…nueve:
Primer piso; una puerta, dos, tres…
Segundo piso una, dos, tres…
Tercer piso; una, dos, tres… ¿cuatro?
………………………..Sexto piso. Aporrea la puerta de su casa.
– ¡Madre, en el tercero hay cuatro puertas otra vez!
Elena no responde. Apaga la luz del recibidor y cierra con llave: Una vuelta, dos, tres…

2 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Lo he tenido que leer varias veces jejeje... como una, dos, tres o ¿cuatro? Saludos!

ARVIKIS dijo...

Está muy bien. Deja una cierta intranquilidad muy bien dosificada.
Saludos
Javier